Cicatrices. ¿Mi fisioterapeuta me puede ayudar?

¿Como aparecen las cicatrices?

Después de una cortadura, una quemadura o un raspón crece un “parche de piel” sobre una herida debido a la perdida de tejido. También pueden ser el resultado de una cirugía dónde se corta la piel, infecciones como la varicela o afecciones como el acné. En los casos de heridas superficiales se regenera el estado normal del tejido ya que las células son del mismo tipo. Si se produce una separación de la epidermis hasta la capa más profunda de la dermis, se daría la destrucción del tejido conjuntivo. En este caso, la herida se rellenaría de un tejido sustitutivo de menor calidad, con menor circulación sanguínea y elasticidad que el tejido original.  La apariencia de la cicatriz dependerá: de la localización, tiempo de curación, edad del paciente, de su tendencia hereditaria a la cicatrización, localización y del tamaño y profundidad de la herida.

Tipos de cicatrices:

  • Cicatrices atróficas: son superficiales y escasas. Pueden ser consecuencia del acné, por ejemplo.
  • Cicatrices hipertróficas: abultadas y gruesas, normalmente incómodas para los pacientes. Si se sitúan cerca de las articulaciones pueden disminuir la libertad de movimiento.
  • Queloides: son las cicatrices que se extienden más allá de ella misma sobre la misma. Son gruesas, abultadas y rojizas. Normalmente causan picores o dolores.

Las cicatrices no solo son molestas por su estética pero también porque pueden ocasionar limitaciones funcionales (limitación del movimiento) y producir dolor en algunos casos ya que alteran la sensibilidad de la piel. Si tratadas desde etapas muy tempranas, facilitará a una correcta cicatrización, evitará adherencias y restricciones de movimiento y al ordenamiento del tejido.

¿Como puede ayudar el fisioterapeuta en el tratamiento de las cicatrices?

  • Maniobras de masaje con el objetivo de mejorar la vascularización local, aumentar la elasticidad del tejido, disminuir las adherencias y reducir el dolor y la sensibilidad de la piel.
  • Maniobras con agujas de acupuntura sobre el tejido cicatricial patológico para disminuir la fibrosis.
  • Aplicación de diatermia y radiofrecuencia (acelera el proceso de reparación del tejido dañado y formación de colágeno).

Recuerda que si tienes una cicatriz que te molesta, te duele, te pica, etc., no dejes de consultar con tu fisioterapeuta. Te sorprenderá lo mucho que te puede hacer.

Tags ;

No hay comentarios

Responder

No se publicará tu dirección de email Los campos requeridos se marcan *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>