Electroestimulación para niños con TDAH

La electroestimulación craneal se utiliza en el tratamiento de numerosas patologías. Hoy queremos destacar el trastorno por déficit de atención, TDAH con o sin hiperactividad.

Los niños que lo padecen presentan dificultades en el área comportamental, cognitivo y socioemocional. Mantener la atención, controlar la impulsividad y ajustar las actividades son sus grandes enemigos. La falta de estas habilidades generan diversos problemas en general, sobre todo en el área del aprendizaje.

La electroestimulación craneal, aliada a otros tipos de terapia, resulta muy eficaz en el tratamiento de los trastornos por déficit de atención ya que mejoran las funciones cognitivas superiores: memoria de trabajo,

atención,

aprendizaje,

lenguaje y coordinación.

Electroestimulación craneal:

A través de una corriente eléctrica constante de baja intensidad, aplicada en el área cerebral de interés, se colocan los electrodos, positivo y negativo. El positivo aumentará la excitabilidad neuronal consiguiendo aumentar la actividad de esa región cerebral y el negativo  disminuirá la excitabilidad neuronal del área y con ello su actividad. Se controla el tipo y la intensidad de la estimulación.

Esta técnica tiene la capacidad de modular la actividad de las neuronas consiguiendo un incremento en la ejecución y la capacidad cerebral. Es decir, que, definidamente, conseguirás la mejor y más capaz versión de ti mismo.

Gracias a los cambios provocados en la actividad de las neuronas, esta técnica ayuda a alcanzar un mejor nivel de funcionamiento cerebral y personal.

La plasticidad cerebral:

La base del aprendizaje y de las funciones cognitivas es la plasticidad cerebral. Este término hace referencia a la capacidad del cerebro de cambiar y modificarse a lo largo de toda nuestra vida.

Mediante técnicas como la Estimulación Eléctrica Transcraneal podemos reconducir estos cambios cerebrales, modificando el potencial de membrana de la neurona: induce la plasticidad cerebral y facilita la rehabilitación de las áreas dañadas o disfuncionales.

Las neuronas y su comportamiento:

Cuando un grupo de neuronas se activan al mismo tiempo tienden a cambiar información entre ellas. Si esto se repite con frecuencia, las neuronas no solo cambian información, sino que buscan una unión más intensa con las que se activan a la vez. Este aumento de la probabilidad de activarse juntas se traduce en la creación de ramificaciones neuronales más estables y próximas, favoreciendo la plasticidad cerebral.

Tal y como descubrió el médico español Santiago Ramón y Cajal, el cerebro no está compuesto por una maraña de células compactadas que forman una sola estructura, sino que son cuerpos microscópicos con autonomía y físicamente separadas las unas de las otras que envían información sin llegar a unirse entre sí de manera definitiva.

La neuroestimulación craneal posibilita que el cerebro se reorganice mediante la formación de nuevas conexiones neuronales en respuesta a actividades y situaciones novedosas.

 

 

No hay comentarios

Responder

No se publicará tu dirección de email Los campos requeridos se marcan *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>